* MADRID

* Información de usuario

 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
¿Perdiste tu email de activación?

* Usuarios en línea

  • Punto Visitantes: 6
  • Punto Oculto(s): 0
  • Punto Usuarios: 2
  • Punto Usuarios en Línea:

* Foro en la radio

Autor Tema: Siendo sincero  (Leído 552 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Carlos J

  • Asidu@
  • **
  • Mensajes: 14
  • Nunca sobra la gente maja
Siendo sincero
« en: Septiembre 25, 2020, 11:11:52 pm »


¿Por dónde empezar? quizás por indicar que no pretendo dar consejos a nadie (no soy tan sabio o tan estúpido) ni soy un alma caritativa que trata de ayudar al prójimo siempre, ni una palmadita en la espalda o dar pena, con 37 años estoy muy lejos de ese tipo de cosas, supongo que lo que quiero contando lo que he vivido es prevenir, o solo recalcar que la obesidad es una enfermedad, una lacra contra la que voy a luchar toda mi vida, con la que llevo luchando toda mi vida y lo más significativo que hasta el día de hoy me ha ganado y por goleada. Ha conseguido lo más grave que le puede suceder a una persona, perder el respeto por uno mismo mismo y durante gran parte de mi vida no tener ilusión por vivir (y eso a pesar, de que aunque no lo parezca, créanme soy un tío muy muy muy divertido y gracioso, modestia al margen, de hecho eso es de las pocas cosas que han servido como un ancla para no rendirme del todo o no haber acabado en la locura). A partir de los 14 años se me detectó hipotiroidismo y sumado a una ansiedad por comer que iba ligada a cualquier emoción negativa que sufriera me llevó a una obesidad mórbida en la que obviamente, el culpable fui yo. Para la gente joven si alguno lee esto y pensáis que el sobrepeso no es tan grave, insisto, no quiero dar consejos a nadie pero con con 37 años y más de 23 siendo obeso tengo una ligera idea de las consecuencias de la obesidad. Dad importancia al tema del sobrepeso, tratad de comer mejor, haced deporte, si tenéis algún tipo de problema de carácter psicológico, miedos. dudas... no os los comáis (y nunca mejor dicho) vosotros mismos, tratad de encontrar a gente que os ayude, tanto profesionales como buenos amigos, una pareja, tratad de ser sinceros con vosotros mismos, partiendo de la base de que obviamente siendo jóvenes la perspectiva, la mentalidad y el raciocinio no están desarrollados al máximo. Solo os puedo decir que a mí la obesidad y mi incapacidad me ha llevado a estas consecuencias: falta de valor (yo digo huevos porque soy así de bruto), la soledad, estar siempre enfadado con el mundo, sentir envidia por amigos simplemente por estar delgados e incluso no creer que el resto de personas puedan tener mérito alguno por el simple hecho de no ser obesos, el odio es un lastre que pesa más que los propios kilos y hacen casi el mismo daño. Me ha trastocado por completo la vida, ha conseguido que nunca haya tenido churri y de verdad que hay que ser muy fuerte de coco para soportar eso sin acabar tarado, duele mucho que sea tu cumpleaños y veas a la chica que te guste liarse con otros amigos y que tú seas el único del grupo que jamás está con nadie), duele mucho que no desarrolles tu potencial académico, por supuesto por culpa de uno mismo, pero no al no estar motivado, no tener a alguien al lado que te motive que trate de sacar lo mejor de ti mismo, en definitiva no tengas la responsabilidad para con uno mismo de obtener el mejor resultado en los exámenes. Perdí muchos años por mis propios errores y esos años no vuelven nunca. Lloras mucho después cuando además te das cuenta del esfuerzo de tus padres por pagar libros, las esperanzas puestas en ti etc, eso, repito, duele muchísimo no se lo deseo a nadie, y una vez más confirmo, único culpable yo. Sin embargo en unas condiciones de moral, ánimo o no preocupación por la obesidad me habrían ayudado a obtener mejores resultados. En el ámbito laboral igual, varias entrevistas en las que incluso para trabajos sin altos requisitos, siempre eligen a otros, eso suma en la baja autoestima, te hace encerrarte en ti mismo y llevar una vida casera sin querer saber nada de nadie más ni de nada más (y eso nunca es bueno) en mi caso el hecho de no tener trabajo estable fue derivando en una despreocupación por mi aspecto más allá de los kilos, no cuidé mi higiene dental lo que ha llevado a que tenga que buscar una dentadura postiza que aún no puedo pagar, me ha llevado a nunca vestir nada más que chándal y ropa holgada y cómoda. No soy una persona vanidosa o que le guste especialmente la moda, pero verse guapo, gastar algo de tiempo en tratar de conseguir nuestro mejor "look" también ayuda a uno mismo, máxime cuando recibes opiniones favorables de los demás, es por tanto otra de las razones que se debería tener en cuenta. Tras muchos años con una mentalidad estúpida de: "yo no necesito ir al médico" sufrí durante dos años seguidos una ciática crónica, jamás en mi vida he experimentado un dolor así, me he dislocado la rodilla, el hombro, me he abrasado la cara en una caída en bici en la carretera, tuve que andar 2km con el tobillo roto (que conste que no me creo Rambo pero vamos que un pusilánime tampoco soy) jamás he sentido más dolor concentrado en la pierna que esos dos años, deseaba que me cortaran la pierna, afortunadamente lo superé y no he vuelto a padecerla, pero el sobrepeso obviamente era elemento clave que ayudaba a  que sufriera ese tormento con mayor predisposición ( De verdad cómo dolía). Me hicieron varios análisis y detectaron glucosa alta, colesterol, hipertensión...de hecho recuerdo que una noche con la ciática me tomaron la tensión y di 20-10 muy serio el asunto. La endocrina empezó a hacerme pruebas, y tras diversos hospitales (tanta prueba y viaje también cansa creedlo) me aceptaron como candidato para operarme por by-pass gástrico. No podéis imaginar lo que era pensar únicamente en que llegara el día, hora tras hora, día tras día... 2 años. y me adelanto en el futuro, con toda esa ilusión y esfuerzo y lágrimas y la he cagado (con perdón). Me operaron en el 2013 pensé que todo lo malo había quedado atrás era maravillosa la sensación de ver bajar kilo, de los 148 si no recuerdo mal, hasta los 113. Era otro, podía realizar algo tan simple para la gente normopeso poder llevar jeans y camisas...para los que lo ven como algo trivial no le darán la mayor importancia pero me desvío de lo más importante y lo pondré en mayúscula NUNCA OS RELAJÉIS tras la operación, NUNCA. Seguid haciendo deporte y no aumentéis las cantidades en exceso cuando la capacidad de ingesta se incremente. Quizás lo que yo tengo no sé si es algún problema de adicción o simplemente que soy estúpido pero empecé a comer alimentos prohibidos, era selectivo para mal. Comencé a subir de peso, al principio creí que con el bypass no habría serio problema en volver a bajarlos. Me equivoqué subí hasta los 130, deprimido, sin trabajo estable, sin pareja, sin ganas...hubo un período que mejoré haciendo ejercicio y dieta no conseguí bajar más allá de los 115kg y otra vez el mismo bucle, hospitales, "Carlos tienes que hacer un esfuerzo no puedes comer más esto ni lo otro", subidas, bajadas, soledad... pero lo peor estaba por llegar. En este año 2020, en enero, sufrí un ictus, del que por fortuna me recuperé bien. Es muy jodido comprobar que no puedes comunicarte, que un lado de tu cuerpo se adormece, y ni siquiera puedes explicar en el ambulatorio que tu vida corre peligro, es muy jodido que por sorpresa te comuniquen que has sufrido, no se sabe la fecha exacta 2 infartos silentes. Lo que uno ve en la planta de ictus de La paz (Madrid) deja huella en el coco aunque trato de ver siempre el lado bueno y realmente me siento un afortunado (y eso, creo es el único rayo de esperanza que hace que no me rinda ya conmigo mismo) pero eso no quita para haber ocasionado la preocupación y el dolor en la gente que te quiere. y lo que es realmente lo más peligroso de todo esto es que después de haber sufrido todo eso lo más fácil sería un cambio radical de vida y tratar de hacer ejercicio, comer mejor etc, porque puede que no tengas más oportunidades o que en el próximo ataque serio vayas al hoyo, y sin embargo me cuesta muchísimo tratar de cambiar un estilo de vida y un "chip" asentados durante tantos años, no sé si es hartazgo, o hastío pero tengo que sobreponerme a todo esto y cambiar y aunque no lograse un peso por debajo de los 100 al menos intentarlo pero de momento no lo consigo, no lo consigo y los años pasan, la gente de mi edad ya tiene una vida más o menos encauzada yo no, ni acabé la carrera, ni un trabajo estable ni pareja y no digo esto para causar pena, expongo los hechos con honestidad y tal y como son. Hoy he tenido un día de reflexión y también de "bajón" y creo que si esto que escribo pueda ayudar a una sola persona o al menos que este precavida por si se va a operar o tiene hijos con sobrepeso o que tontean con una dieta malsana etc pues me sentiré satisfecho. Estoy escribiendo todo esto de corrido y de manera atropellada pero tenía esa "necesidad" de contar mi caso. Perdón por la extensión del mismo y mis mejores deseos a todos.



RocíoCosita

  • Iniciad@
  • **
  • Mensajes: 3
  • Dadme un punto de apoyo y cambiaré mi vida.
Re:Siendo sincero
« Respuesta #1 en: Septiembre 26, 2020, 11:26:44 am »
Hola Carlos, llegué ayer nueva a este foro aunque no soy nueva en temas de obesidad. No soy psicóloga ni psiquiatra aunque trabajado con los dos por diferentes motivos. Te hablaré como le hablaría a una amiga, como si estuviéramos tomando café:
Hace muchos años una amiga de la facultad me dijo "anatomía es destino" creo que se lo había oído decir a la Etxebarría, pero no estoy muy segura. A mi me pareció exagerado, pero cuando las dos terminamos Comunicación Audiovisual y comencé a buscar trabajo en medios de comunicación me di cuenta de que con mi aspecto nunca trabajaría en televisión y que para trabajar detrás de las cámaras hace falta una seguridad en uno mismo que a mi me faltaba, precisamente, por mi sobrepeso. Logré trabajar cuatro años pero la crisis del ladrillo se lo llevó todo por delante y desde los 28 años hasta hoy tampoco he tenido estabilidad laboral. Yo, como tu, siento que una mejor ropa, una peluquería al mes, una buena manicura... ropa interior sexi, me harían sentir mucho mejor, pero no tengo dinero para pagármelo. Aún así me esfuerzo en hacer lo que puedo con lo que tengo y voy sobreviviendo porque sólo hay una cosa peor que estar como estoy y es la caída libre. La caída libre es un lujo que no nos podemos permitir.

Aceptando todas estas dificultades que tenemos y que comparto contigo te diré que no podemos afrontar todos los problemas juntos y a la vez.
Yo tampoco tengo pareja y con 20 años me pesó, la verdad, pero a los 41 te diré que estoy feliz. Yo echo mucho de menos no tener dinero para viajar o para arreglarme, pero una pareja, sinceramente no. De todas formas, si para ti es importante, mira a tu alrededor, puede que las personas con sobrepeso no estemos en la lista de deseos del resto de hombres y mujeres, pero la realidad es que muchos encuentran pareja, forman familias y son felices. No pierdas esa esperanza, eres joven. No te voy a decir que confíes en la vida no, confía en ti, en que con un poco más de estabilidad laboral y un poco de ilusión para comprar ropa, etc, puedes entrar "en el mercado" y encontrar el amor que deseas.

Respecto al peso es verdad que es una putada haber tenido la oportunidad de la cirugía y que no haya dado el resultado que esperabas, pero te voy a decir una cosa, estás bien, te has recuperado bien de ese ictus, tienes dos piernas y como tu has dicho "muchos huevos" pues adelante. Si un accidente de tráfico nos deja en una silla no podemos aspirar ni siquiera a salir a andar que es el ejercicio más básico, pero tenemos dos piernas y dos pies y mientras eso sea así tenemos la oportunidad de movernos y tomar las riendas de nuestro peso. Lo que necesitas y lo se porque yo también lo necesito, es que una ilusión cambie el chip en nuestra cabeza para que nuestra cabeza mande andar a nuestros pies.

Desde que dejé de trabajar en el periodismo con 28 años hasta hoy han pasado 13 años, he tenido variaciones de hasta 13 kilos menos coincidiendo siempre con épocas de estabilidad porque estuve 3 años trabajando en un hotel en Reino Unido y después, a mi vuelta, volví a la Universidad he estado estudiando otros 3 años. Pero en cuando vuelvo a casa con mis padres, sin un horizonte, empiezo a coger peso y para arriba otra vez. Pues últimamente me ha dado por pensar que voy a tomarme estos 13 años (o lo que dure, que todavía no han terminado) como lo puede vivir una persona que por una circunstancia va a la cárcel o personas que han tenido una adicción y su vida se para pero que después salen y tienen otra oportunidad. Parece que nuestra vida está congelada, no hay pareja, no hay casa propia, no hay libertad porque no podemos movernos como nos gustaría... pero estamos vivos y tenemos que encontrar la forma de desbloquear el botón de pausa y darle al PLAY.

(Si te ponen un par de respuestas más así de largas, te convalidan un libro,  ;) )

Carlos J

  • Asidu@
  • **
  • Mensajes: 14
  • Nunca sobra la gente maja
Re:Siendo sincero
« Respuesta #2 en: Septiembre 26, 2020, 05:30:56 pm »
Hola Rocío, lo primero gracias por contestar, he tenido suerte, recién llegada al foro y me contestas, soy un VIP. He leído tu texto y agradezco que no sea yo el único con anhelo de escritor :) (por cierto en un futuro libro vamos a medias con un reparto equitativo 80% para mí y un 20 para ti). Bueno en cuanto a lo que escribí es que quería condesar tantas cosas en un texto finito que a menos que efectivamente escriba un libro no tendría tiempo para matizar o para explicarme mejor, en la cuestión específica de la pareja, hablaba o al menos esa era mi intención de que en una vida normal de un adolescente normal tarde o temprano todos empiezan una relación y con los buenos y malos momentos, es decir el conjunto de vivencias y experiencias es muy importante para el crecimiento empático, moral etc etc de una persona. Al no haber tenido esos momentos es un debe (en mi opinión) de lo que suele entender como una vida normal (acepción de común, lo mayoritario, lo establecido) hoy día no lo veo como algo esencial, porque sinceramente y esto ya es una cuestión de filosofía, sociología creo que es muy difícil encontrar a alguien que pueda aportar, que pueda darte espacio que realmente puedas comprometerse en un sociedad actual, luego el omnipresente tema del dinero, la situación laboral, etc etc DIOS ME ESTOY YENDO AL FORO DE SOCIOLOGÍA. En cuanto al valor...hey ni mucho menos consideres que soy un valiente (Ponme en un ambiente claustrofóbico y me subo por las paredes de pánico) tampoco creo ser un cobarde, una persona normal en ese aspecto. Y nada, reiterar que solo quería, por si alguien lo leyera tratar de dejarle claro siempre que es una lucha para toda la vida, y que hay que ser consecuente con uno mismo, realmente son perogrulladas básicas pero que quizás algún chaval o chavala lo está leyendo, lo está pasando mal, pues de experiencias también se puede aprender sin querer yo, Dios me libre, ser mentor de nadie, para eso ya esta mi hermana que es profesora por ejemplo.



RocíoCosita

  • Iniciad@
  • **
  • Mensajes: 3
  • Dadme un punto de apoyo y cambiaré mi vida.
Re:Siendo sincero
« Respuesta #3 en: Septiembre 26, 2020, 06:47:35 pm »
Es cierto, el problema de la obesidad hay que atajarlo cuanto antes. Tu testimonio es muy últil. Seguro que a alguien le servirá. Un saludo.

Carlos J

  • Asidu@
  • **
  • Mensajes: 14
  • Nunca sobra la gente maja
Re:Siendo sincero
« Respuesta #4 en: Septiembre 26, 2020, 07:18:03 pm »
Hasta cuando quieras Rocío, un saludo.



laikapausini

  • Iniciad@
  • **
  • Mensajes: 5
Re:Siendo sincero
« Respuesta #5 en: Enero 30, 2021, 09:07:02 am »
Hola Carlos, me llamo Verónica, tengo 36 años y soy de Sevilla. Llevo luchando con la obesidad desde que tenía 8 años. He estado muchos años que no me importaba mi salud, que a veces quería que me pasara algo porque todo me salía mal y siempre metiendo la pata en todo. Por suerte tengo trabajo, soy educadora infantil en una escuela infantil. Los niños es lo que me hacía que no me rindiera, es como mi motor para seguir adelante. Hace 4 años me detectaron apnea del sueño, así que me pusieron una máquina para dormir. Entonces en 2019 estaba arta de la máquina para dormir y un día le pregunté a mi neumólogo por la operación y me dijeron que si perdía kgs tendría muchas posibilidades de que me la quiten. En ese momento pesaba 120 kgs. Así que en mayo de ese año fui por 1° vez a la endocrina, ella puso una cara que no iba a conseguir pero no me rendí. Después me mandaron a la nutricionista y gracias a ella he conseguido mi objetivo, se lo debo todo a ella. Estuve año y medio de dieta y perdí 24 kg. Tuve suerte y me derivaron a la enfermera bariatrica en julio de este año y ahí empecé el último proceso antes de operarme, pero por culpa de la pandemia parecía que nunca llegaría el día. En noviembre me llamaron y me dijeron que eligieron a 5 personas que daban el perfil para operarse y el 3 de diciembre me operé. Es la mejor decisión que he echo en mi vida, eso ha hecho que me den ganas de volver a vivir. Desde que me operé llevo 14 kgs perdidos y en total llevo 40 kgs. Ahora mismo peso 79 kgs. Estoy muy contenta. Hacía muchos años que no me sentía tan feliz. Hace unos días me volví a hacer la prueba del sueño y ahora a esperar los resultados, espero que me digan que por fin me quitan la máquina y así puedo seguir luchando
No desesperes y seguro que consigues lo que te propones

Carlos J

  • Asidu@
  • **
  • Mensajes: 14
  • Nunca sobra la gente maja
Re:Siendo sincero
« Respuesta #6 en: Febrero 12, 2021, 07:17:03 pm »
Hola Vero, disculpas por mi tardanza (en mi defensa he de decir que no me salta ninguna notificación sumado a que nací torpe y moriré más torpe aún). Gracias por tu comentario, me alegro que vaya todo bien. No sé si lograré ganar la guerra porque la llevo padeciendo desde muy pequeño igual que tú. Ahora mismo algo he mejorado, sí, más animado y moral un poco más alta. He bajado algunos kilos pero todavía queda mucho, me alegra haber dejado de lado la coca cola y los snacks estos que eran mi puñetera adición es que he notado como había "mono" (por supuesto que no quiero compararme con algo tan grave como la droga) pero mi cerebro me decía bebe más bebe más, la semana pasada fui a comprar simplemente el pan al mercadona y al pasar por el estante de refrescos me reí de mi mismo porque gracias al cielo que ya no tengo (y espero que nunca más esa necesidad tan apremiante) me tomo una botella al mes pequeña pero si no la tomará tampoco lo necesito esa es la media de ahora, una vez al mes. Y poco más que contar que estoy en 120-119 lejos del peso ideal...con pieles sobrantes (ese es otro tema) y tratando de mantenerme constante a la hora de hacer ejercicio y no pasarme en demasía con la zampa.

Pd: reitero mi agradecimiento por tu comentario y sobre todo por tus deseos, eres un encanto.



51913557G

  • Novatill@
  • *
  • Mensajes: 1
Re:Siendo sincero
« Respuesta #7 en: Febrero 28, 2021, 12:02:42 pm »
Hola¡¡¡ soy nueva en este foro, me operaron el lunes 22/2/21 de apollo y de momento estoy coontenta, solo algunas molestias en el estomago ( normal creo), pero vamos voy aguantando bien la dieta liquida, pensé que iba a ser peor. Contarme vuestras experiencias con el apolo los que esteis recientes. Gracias


 

* Barcelona

* Estadísticas

  • stats Total de Usuarios: 6855
  • stats Total de Mensajes: 122003
  • stats Total de Temas: 6598
  • stats Total de Categorías: 15
  • stats Total de Foros: 41
  • stats Máx. usuarios conectados (simultáneamente): 509

* La Psoriasis